Recomendaciones para revisión de desperfectos de una vivienda

He recopilado (ver comentarios) los pasos y comprobaciones que se deben realizar al adquirir una vivienda nueva.
Tanto si se nos facilita realizar una primera visita de desperfectos mientras se finaliza la obra y se está a la espera de la entrega del piso, como si entramos ya tras escriturar como dueños estos pasos son muy recomendados.

Comprobaciones

  • Techos: en caso de vivir en la última planta o en una vivienda unifamiliar, deberá esperar a que llueva para comprobar que no hay goteras.
  • Seguridad: sujeción de barandillas y balcones, presionando para comprobar que no están sueltas en ningún punto.
  • Ventanas: comprobar que las manivelas y sistemas de cerramiento funcionan sin problema y que no hay espacios por los que pueda pasar el frío o la humedad (esperar a que llueva).
  • Persianas: subir y bajar para ver que corren perfectamente y que cierran del todo, así como que no se encajan arriba. Ojo con las rendijas en los cajones de las mismas.
  • Puertas y armarios: funcionamiento de los picaportes y tiradores, así como de las condenas de los baños; posibles rozaduras o desconchones; barniz; cierre perfecto, sobre todo en la puerta principal, ya que al tener varias cerraduras, puede que no todas encajen. Puertas correderas, verificar que se deslizan suavemente. Revisar que todas las puertas de paso abran y cierren bien y que no rocen con el suelo.
  • Suelos Tarima flotante verificar especialmente las terminaciones en paredes o uniones entre habitaciones revisar que no hay lamas suelta o que suene. Rodapiés comprobar que estén ajustados perfectamente todos los tramos. Verificar también que están fijados a la pared correctamente y que los clavos de fijación (normalmente microclavos sin cabeza), hayan sido disimulados.
  • Solados y alicatados: comprobar el perfecto colocamiento; ver si hay rotura y, en caso afirmativo, dar parte cuanto antes, ya que si se tarda se puede achacar al uso.
  • Luces: comprobar que todas funcionan, poniendo bombillas en caso de que no haya, y cerciorarse de que las llaves están perfectamente acopladas a la pared.
  • Enchufes: ver que funcionan probando, por ejemplo, con un aparato de radio o con un flexo, y cerciorarse de que no están sueltos.
  • Calefacción: encender y comprobar que no hay ruidos extraños u otras anomalías en la caldera; todos los radiadores deben calentar y ojo con que no goteen.
  • Grifos y desagües: abrir y cerrar los grifos, observando si gotean y si la cantidad de agua es suficiente, tanto en el frío como en el caliente.
  • Sanitarios: posibles desconchones en la bañera o esmalte saltado en alguno de ellos; estanqueidad de los mismos y observar si tienen roturas.
  • Pintura en paredes: es preciso esperar a que esté seca, observando si hay fisuras o grietas, así como que la pintura es homogénea y no hay variación de tonalidades o colores
  • Cocina Verificar arañazos y fijación en los muebles. Comprobar la apertura y cierre de todos los cajones y puertas. Revisar los modelos de horno, vitrocerámica, campana y caldera. Revisar arañazos en el fregadero.
  • Aislamiento acústico: comprobar que no se escuchan ruidos excesivos (se puede utilizar un sonómetro si se sospecha que puedan no ser normales).
  • Aislamiento térmico: si se sospecha que la temperatura es inferior a la normal, por ejemplo cuando la calefacción está encendida, quizás se deba a que el aislamiento no está bien y se producen filtraciones de aire del exterior.
  • Portero eléctrico o vídeo portero: ver si está bien instalado y que funciona, abriendo sin problemas y, en caso del vídeo portero, comprobando que la imagen se muestra perfectamente.
  • Sistema de telecomunicaciones: tomas de antena, sintonización sin problemas de los canales de televisión (independientemente de la forma de recepción de la señal). verificar que las tomas de teléfono funcionan.
  • Servicios comunitarios: aunque se encargue la comunidad, usted puede también cerciorarse de que el ascensor, las luces fijas o automáticas de la escalera, la piscina o el cuarto de contadores no presentan problemas.
  • Otros: chimenea: encender para ver que la evacuación de humos es correcta; embellecedores del aire acondicionado; molduras de escayola; falsos techos;etcétera.

Recomendaciones

Es aconsejable acudir con un taco de POST-IT, para marcar cada fallo que se observe. De esta forma, además de indicarse en las hojas que nos proporcionará la constructora, quedan marcados in-situ los desperfectos para que quien lo repare no tenga duda.

Ir provistos de una linterna, ya que normalmente no hay electricidad y hay espacios imposibles de comprobar sin ella (por ejemplo, cuartos de baño).

Acudir con algo que poder enchufar (un secador, un cargador de móviles, una bombilla con alargador, etc…) para que, si hay electricidad, verificar que los enchufes funcionan.

Plano y medidas. Llevarse un metro para medir la cocina, habitaciones, salón, etc. (Recomendable para los impacientes que así puedan ir mirando muebles).

Acompañantes. Puede que haya visitas limitadas en tiempo y una hora se pasa muy rápido cuando ves por primera vez tu casa. Si hay varios acompañantes es interesante repartirse las tareas anteriores.

Fijarse prioridades de lo que se quiere revisar.

Comentarios:

Con la inestimable ayuda de los vecinos de arroyomolinos.com he reconstruido esta serio de recomendaciones para aquellos que adquieren una segunda vivienda. Espero no se molesten al haber tomado prestadas algunas frases. Tampoco he encontrado el hilo del foro o página del que originase el documento si no que estaba en algún rincón de la recomendable web nuevosvecinos.com.
Lo mismo que los autores del otro documento que no he sabido determinar.

Espero que los comentarios ayuden a completar y mejorar esta guía.

Referencias: