Los justos

Antes de nada, este relato no es mío, ya se que últimamente estoy algo copión, pero en esto se basa la evolución, modificar lo que han hecho otros antes intentándolo mejorar.
Este no lo he modificado, porque me parece tan bueno, que mejor no tocar.

Un caso que puede ser real nos sirve para contemplar las redes de pares desde una perspectiva diferente a la que nos quiere hacer ver la industria.

Los miércoles a las nueve de la noche, hora de Nueva York, la cadena norteamericana ABC emite una serie de televisión que me gusta. A esa misma hora un mexicano llamado Elías, dueño de un vivero en Veracruz, la está grabando directamente a su disco rígido, y tan pronto como acabe subirá el archivo a Internet, sin cobrar un centavo por la molestia. Tiene esta costumbre, dice, porque le gusta la serie y sabe que hay personas en otras partes del mundo que están esperando por verla. Lo hace con dedicación, del mismo modo que trasplanta las gardenias de su jardín para que se reproduzca la belleza.

A las once de la noche de ese mismo miércoles, Erica, una violinista canadiense de venticuatro años que ama la música clásica, baja a su disco rígido la copia de Elías y desgraba uno a uno los diálogos para que los fanáticos sordomudos de la serie puedan disfrutarla; distribuye esos subtítulos en un foro tan rápido como puede. No cobra por ello ni le interesa el argumento: lo hace porque su hermano Paul nació sordo y es fanático de la serie, o quizás porque sabe que hay otra mucha gente sorda, además de su hermano, que no puede oír música y debe contentarse con ver la televisión.

A las 3:35 de la madrugada del jueves, hora venezolana, Javier baja en Caracas la serie que grabó Elías y el archivo de texto que redactó y sincronizó Erica. Javier podría ver el capítulo en idioma original, porque conoce el inglés a la perfección, pero antes necesita traducirlo: siente un placer extraño al descubrir nuevas etimologías, pero más que nada le place compartir aquello que le interesa. Para no perder tiempo, Javier divide el texto anglosajón en ocho bloques de tamaños parecidos, y distribuye por mail siete de ellos, quedándose con el primero.

Inmediatamente le llega el segundo bloque a Carlos y Juan Cruz, dos empleados nocturnos de un Blockbuster boneaerense que suelen matar el tiempo jugando al ajedrez, pero que ocupan los miércoles a la madrugada en traducir una parte de la serie, porque ambos estudian inglés para dejar de ser empleados nocturnos, y también porque no se pierden jamás un capítulo.

El tercer bloque de texto lo está esperando Charo, una ceramista de Alicante que está subyugada por la trama y necesita ver la serie con urgencia, sin esperar a que la televisión española la emita, tarde y mal doblada, cincuenta años después. El cuarto bloque lo recibe María Luz, una tipógrafa rubia y alta que trabaja, también de noche, en un matutino de Cuba: María Luz deja por un momento de diseñar la portada del diario y se pone rápidamente a traducir lo que le toca. Dice que lo hace para practicar el idioma, ya que desea instalarse en Miami.

El quinto bloque viaja por mail hasta el ordenador de Raquel y José Luis, una pareja andaluza que vive de lo poco que le deja una librería en el centro de Sevilla. Llevan casados más de venticinco años, no han tenido hijos, y hasta hace poco traducían sonetos de Yeats con el único objeto de poder leerlos juntos, ella en un idioma, él en otro. Ahora, que se han conectado a Internet, descubrieron que además de buena poesía existe también la buena televisión.

El sexto bloque le llega a Ricardo, en Cuzco: Ricardo es un homosexual solitario —y muchas noches deprimido— que traduce frenéticamente mientras hace dormir a su gato Ezequiel. El séptimo lo recibe Patrick, un inglés con cara de bueno que viajó a Costa Rica para perfeccionar su español, lo desvalijó una pandilla casi al bajar del avión pero igual se enamoró del país y se quedó a vivir allí. Y el octavo bloque le llega, al mismo tiempo que a todos, a Ashley, una chica sudafricana de madre uruguaya que es fanática de la serie porque le recuerda (y no se equivoca) a su libro favorito: La Isla del Tesoro.

Los ocho, que jamás se han visto las caras ni tienen más puntos en común que ser fanáticos de una serie de la televisión o de un idioma que no es el materno, traducen al castellano el bloque de texto que le corresponde a cada uno. Tardan aproximadamente dos horas en hacer su parte del trabajo, y dos horas más en discutir la exactitud de determinados pasajes de la traducción; después Javier, el primero, coordina la unificación y el envío a La Red. Ninguno de los ocho cobra dinero para hacer este trabajo semanal: para algunos es una buena forma de practicar inglés, para otros es una manera natural de compartir un gusto.

A esa misma hora Fabio, un adolescente a destiempo que vive en Rosario, a costas de sus padres a pesar de sus 23 años, encuentra por fin en el e-mule la traducción al castellano del texto. Con un programa incrusta los subtítulos al video original, desesperado por mirar el capítulo de la serie. A veces su madre lo interrumpe en mitad de la noche:

—¿Todavía estás ahí metido en Internet, Fabio? ¿Cuándo vas a hacer algo por los demás, o te pensás que todo empieza y termina en vos?

—Tenés razón mamá, ahora mismo apago —dice él, pero antes de irse a dormir coloca el archivo subtitulado en su carpeta de compartidos para que cualquiera, desde cualquier máquina, desde cualquier lugar del mundo, pueda bajarlo. Fabio jamás olvida ese detalle.

Los jueves suelo levantarme a las once de la mañana, casi a la misma hora en que Fabio, a quien no conozco, se ha ido a dormir en Rosario. Mientras me preparo el mate y reviso el correo, busco en Internet si ya está la versión original con subtítulos en español de mi serie preferida, que emitió ocho horas antes la cadena ABC en Estados Unidos. Siempre (nunca ha fallado) encuentro una versión flamante y me paso todo el resto de la mañana bajándola lentamente a mi disco rígido, para poder ver el capítulo en la tele después de almorzar. Mientras espero, escribo un cuento o un artículo para Orsai: lo hago porque me resulta placentero escribir, y porque quizás haya gente, en alguna parte, esperando que lo haga.

El artículo de este jueves habla de Internet. Dice, palabras más, palabras menos, algo que hace venticinco años dijo Borges mucho mejor que yo, en un poema maravilloso que se llama Los Justos:

“Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.”

Enlace original:
http://orsai.bitacoras.com/archives/000743.php

Etiquetas: , , ,

/bin/cat: /sys/block/hda/dev: No such file or directory

Hoy algunas soluciones a posibles errores que pueden surgir al iniciar un sistema Debian.

Hace un tiempo actualizaba yo tranquilamente mi linux-kernel en Debian con uno de los paquetes de la distribución, ya que soy un vago y no me apetece estar compilando cada linux-kernel en cuanto que hay un cambio, y me gusta tener el sistema actualizado.
Tarea habitual, como muchas otras veces había llevado a cabo, pero al reiniciar me aparecía un pequeño problema en forma de error en pantalla:


Arranque habitual hasta que

VFS: Cannot open root device "hdg3" or unknown-block (0,0).
Please append a correct "root=" boot option.
Kernel Panic - not syncing:
VFS: unable to mount root fs on unknown-block (0,0)

/bin/cat: /sys/block/hda/dev: No such file or directory

(donde “hdh3″ dícese del dispositivo y partición que contiene el kernel y que además no se encuentra)

El problema es que para los kernels >= 2.6.12 (superiores o iguales a) hay que utilizar yaird (Yet Another mkInitRD).

El problema mayor venía de que no tenía ningún kernel anterior al 2.6.12, porque el sistema de dispositivos udev requería versiones superiores a la 2.6.12, creo recordar, y borré las versiones anteriores. Craso error, amigos lectores, tenía un sistema que no arrancaba por falta de alternativas. Creo que este es el coste de “vivir” con unstable y de no haber sido precavido.
Pero como dicen los algunos,

todo tiene solución, menos la muerte (hasta hoy, claro ;=) )

La primera parte consistía en arrancar una shell de bash como fuera, para empezar a hacer diagnósticos y remiendos. Con estos remiendos conseguía arrancar el sistema con un kernel. Con el sistema arrancado instalaba yaird, y actualizaba el sistema con apt, que parecía traer una nueva versión del kernel linux corrigiendo el bug que me afectó.

Para todo esto comenzaba con iniciar una bonita distribución Live CD, de Ubuntu en este caso en mi ordenador.
briconsejo:
Si a alguien le interesa probar Ubuntu, lo pides en su página web y te los envían por correo en un mes aproximadamente gratuitamente.

Una vez con este entorno provisional procedía al montando del sistema de archivos de la partición del disco duro afectado de “carencia de kernel funcionando”.
A trancas y barrancas copiaba el contenido básico de un paquete .deb del kernel linux y actualizaba el menu.lst de GRUB y ya no recuerdo si por si acaso hice el initrd con el yaird (lo instale en la Ubuntu temporal). El contenido básico consiste en los archivos que van en /boot y los que van en /lib/modules.

Solución a lo del arranque:
1. Añadimos a /etc/yaird/Default.cfg:

MODULE          ide-generic
MODULE          ide-disk

2. Creamos la nueva image de initrd:

# rm /boot/initrd.img-2.6.14-2-686
# yaird -v -o /boot/initrd.img-2.6.14-2-686 2.6.14-2-686

El caso es que hace tiempo que se resolvió el problema, que se debió resolver con algún bug de los paquetes .deb.

Moraleja
Ahora tengo en todos los sistemas que administro unas 3 versiones distintas y funcionando del kernel linux (2.6.8, 2.6.12 y 2.6.15).

Etiquetas: , , , ,

Script para cdmon

Hace algún tiempo que vengo probando un script que he preparado para actualizar mis DNS automáticamente cuando recupero la conexión a Internet con una IP diferente a la anterior.

La ruta en que he puesto el archivo es la siguiente

/etc/ppp/if-up.d/5ipcdmon

para que se ejecute cada vez que el demonio de conexión punto a punto consigua una dirección, es decir, cada vez que realiza la conexion aLa Internet.

No funciona todo lo bien que yo querría en las notificaciones de cambios, pero lo fundamental que es la actualizacion de IP si que funciona perfectamente.
Mi inconformidad viene de que es un script que no puedo probar mucho, dado que mi dirección IP no cambia cada vez que me conecto. Como no lo puedo probar bien pues la parte de mandar correos no va bien del todo, no manda bien la información sobre las IP que yo querría.

Si alguien lo prueba o le hecha un ojo y me aconseja ¡¡chupi guay!!.

Versión 0.2:
Script para actualizar DNS automaticamente en cdmon


Actualización:
Se puede seguir la evolución de este proyecto en el Wiki de El Demonio Negro.

Etiquetas: , , , , , ,

GNU/Linux (Debian), Apache2 y SSL

Quien diría que algo tan importante sería tan sencillo de instalar.
Para que el servidor web apache2 haga uso de http seguro a través de SSL hay que seguir los siguientes sencillos pasos.

Se puede decir que esto es una Guía Rápida para Configurar Apache 2 con SSL.

(Las SSL en mayúscula deben ser en minúscula, salen así por un plugin de la bitácora, lo siento)

Debemos poseer permisos de root (superusuario).

Instalamos Apache 2 si no lo tenemos instalado

$ apt-get install apache2

Ejecutamos el script que nos generará el certificado SSL necesario para poder tener un servidor web seguro.
Las preguntas son fáciles de contestar y no hay por qué mentir.

$ apache2-ssl-certificate

Creamos un nuevo archivo de configuración idéntico al que teníamos.

$ cp /etc/apache2/sites-available/default /etc/apache2/sites-available/default-ssl
$ ln -s /etc/apache2/sites-available/default-ssl /etc/apache2/sites-enabled

El puerto 443 es el estándar para servidores web seguros.
Lo añadimos al archivo /etc/apache2/ports.conf.

Listen 443
Listen 80

Editamos /etc/apache2/sites-available/default-ssl (o como le hayas llamado) y cambiamos, o añadimos, dependiendo del caso

port 443
SSLEngine On
SSLCertificateFile /etc/apache2/ssl/apache.pem

Podéis ver un ejemplo del archivo de configuración final de apache 2

Reiniciamos el servidor para cargar la nueva configuración

$ /etc/init.d/apache2 restart

Listo

Referencias:
Debian Administration :: Creating and Using a self signed SSL Certificates in debian
http://www.ianmiller.net/article.php?id=13 (el enlace no funciona)

Etiquetas: , , , , ,

Amsn 0.95 y videoconferencia.

Conéctate al messenger y ya hablamos

Ya no es sólo una frase de moda.
:grin1_ee: :lol_ee: :wink_ee: :rolleyes_ee: :confused_ee: :surprise_ee: :embarrassed_ee: :smile2_ee:

Mejor, bastante mejor, para muchos, que MSN Messenger.
AMSN. Un programa GPL que utiliza el protocolo de Micro$oft comunicarse online.
Multiplataforma (Linux-Mac-Windows). Software libre, por supuesto.

Por cierto, que yo he probado la videoconferencia en Debian GNU/Linux y no tengo ningún problema. Configurar el programa Amsn es sencillo. El problema puede ser si no hemos conseguido configurar antes nuestros dispositivos de video.
En mi caso no he tenido ningun problema ya que la tarjeta de televisión la reconoce y configura completamente, es una Avermedia Capture Phone 98 (el modelo con radio y televisión).
Gracias a que va a través de la entrada RCA de la tarjeta de televisión puedo utilizar cualquiera de las dos cámaras siguientes. Ojito a las cámaras que uso.
Una de las cámaras que uso es la de fotos, sí, sí, he escrito fotos. Basta con conectar la salida para televisión que incluye mi cámara con la entrada de vídeo de la tarjeta de televisión que tenía en el ordenador. Tiene el pequeño problema de que cada minuto o dos se apaga automáticamente y hay que tocar algun botón de la cámara.
La otra es un modelo de cuando se viajaba en diligencia. Con un adaptador he conseguido llevar la salida de la imagen (cable euroconector o SCART) a la entrada de video de la tarjeta de televisión.
¡¡ Fácil, fácil !!

Página web del proyecto en Sourceforge.net
Yo recomiendo descargarlo desde su sección de descargas en sourceforge ya que la sección de descargas de la página del proyecto enlaza directamente a un único servidor que debe estar sobrecargado y no responde bien. (cuando yo me he descargado la versión para Window$ no respondían muy bien los servidores alternativos, aunque finalmente he consiguido descargarlo).
La versión para window$ con instalador es la que pone
amsn-0.95-windows-installer.exe 6052022 4019 i386 .exe (32-bit Windows)

AMSN is NOT dead!

Etiquetas: , , , , ,

Lo mejor para el mundo seria que window$ no se pudiese piratear

Lo mejor para el mundo informático sería que window$ no se pudiese piratear.

No se si queda claro.

Yo creo que nos dejaría el paso más libre a los del software libre (también conocido como de dominio público).

Cualquiera que halla podido usar de forma completa un Sistema Operativo(SO) libre cómo GNU/Linux durante al menos un mes sabe que no me falta razón y que lo que vende Micro$soft se mantiene por la inercia de las empresas que sólo desarrollan para esa plataforma.

Hay quién no lo ha usado por falta de conocimientos informáticos, lo entiendo, bastante tienen con echar adelante con haber aprendido a usar el Kit Micro$oft en su ordenador de casa.
Pero hoy por hoy las distribuciones de GNU/Linux incluyen instaladores del tipo ‘Siguiente’. ‘Siguiente’… que gustan mucho (los cuales tienen poco sentido, lo lógico es tener un instalador que ofrezca la opción de una instalación supervisada o de ser automática, porque para darle a ‘Siguiente’, ‘Siguiente’…)
Para los que no lo han probado porque piensan que es difícil solo decir que merece la pena el esfuerzo inicial de usarlo. Todo es bastante más facil de administar y usar de lo que se puede pensar porque para todo tienes alguna herramienta que te simplifica el uso.
Exceptuando para jugar o, ya que en GNU/Linux hay pocos juegos de gran envergadura, no veo mucho sentido a usar el SO de Micro$oft.
Las distribuciones GNU/Linux, por ejemplo, ofrecen procesadores de textos, hojas de calculo, navegadores, gestores de descargas, reproductores, correo, programas p2p (similares a emule, bittorrent,…), retoque fotográfico, chats y mensajería instantánea (messenger), descompresores, wi-fi, y más, y más.

El software libre es la filosofía que subyace en el mundo de GNU/Linux. Es el reflejo del esfuerzo obtenido al unir tu pensamiento al de otros y poder undir en la miseria aquella irritante filosofía “Bah!!!, es que yo solo no voy a cambiar nada”.
La corriente ideológica del software libre entró hace tiempo también en la cultura, no hay más que ver las licencias Creative Commons.
En otras áreas estoy convencido de que va a entrar. Si no está dentro ya y sólo se tiene que remarcar con tiza para que se distinga de la sombra.

Etiquetas: ,

CDMON.com y el por qué de la web inaccesible (nuevo capítulo)

La web se quedaba inaccesible porque aunque el demonio (programa) de GNU/Linux que me controla la conexión permanente reintenta de manera indefinida restablecer la conexión, la dirección IP que me asigna el servidor de Iberdrola es dinámica.
¿Qué significa esto de dirección dinámica?
Si me otorga otra dirección IP diferente a la que estaba usando (se da el caso de que a veces me otorga la misma que tenía antes de perder la conexión), los servidores DNS que resuelven de mi nombre de dominio a mi IP se encuentran desactualizados.
Hasta hace unas semanas no disponía de un script, ni conocía una interfaz para actualizar la información del DNS automáticamente, pero hace poco interrogué a CDMON sobre este tema y me suministraron una interfaz vía web para actualizar las IP’s dinámicas.

El script que escrito se encarga de actualizar el DNS si tras comparar la dirección pública actual del host de la web con la que tiene el servidor de DNS no son iguales.
En breve colgaré el script, que tengo en fase de pruebas y que de momento no he conseguido que actue sólo cuando halla un cambio de IP. Prefiero esto a configurar una tarea del cron que me lance periódicamente el script.

Referencias:

Comentarios sobre el script para cdmon que actualiza automaticamente las DNS

Etiquetas: , , , , , ,